menu
Cerrar

Mortero de recrecido para pavimentos impresos de bajo espesor

Overlay es un mortero de recrecido de elevadas prestaciones mecánicas. Diseñado tanto para crear de cero como para reformar pavimentos impresos de bajo espesor, entre 5 y 20 milímetros.

Su resistencia superior tanto a la compresión como a la adherencia autoriza su utilización de manera indistinta en espacios interiores como en exteriores.

Un mortero de recrecido para suelos que permite ejecutar la obra aunque esta sea de difícil acceso. Muchas veces las hormigoneras no caben y se requiere emplear una bomba adicional, con el coste de más que ello supone. Con nuestro overlay la obra se puede llevar a cabo in situ, sin estar subordinado a factores como un emplazamiento complicado por su difícil acceso.

Por qué nuestro mortero de recrecido

El aplicador es quien marca el ritmo de la obra. Él decide los metros cuadrados que va a poder realizar al día.

Mientras que muchos morteros de recrecido han de ser mezclados con polímeros para incrementar sus resistencias, el Overlay de Topciment® ya lo integra en su formulación.

Es compatible con todos nuestros moldes impresos sin excepción; por lo que los dibujos que se pueden conseguir son infinitos.

Sirve para exterior e interior.

Es un mortero de recrecido que permite una mayor trabajabilidad.

Es estable a la radiación ultravioleta, por lo que no amarillea.

Logo Overlay

Mortero de recrecido de altas prestaciones Overlay

Las altas prestaciones de nuestro Overlay van más allá de las descritas hasta el momento. Además de sobre suelos, se puede aplicar en escaleras. El complemento perfecto para crear nuevas superficies transitables como rehabilitar y consolidar las que se encuentran en mal estado.

Un mortero de recrecido para pavimentos impresos que también está capacitado para concebir acabados de hormigón pulido. Asimismo es inalterable en los ciclos hielo-deshielo, por lo que puede utilizarse en países cuyas temperaturas invernales sean muy bajas.

Descarga la ficha técnica del mortero Overlay aquí

Características técnicas del mortero de recrecido Overlay

icono ph

pH

13 ± 1

Densidad aparente

Resistencia mecánica

A la compresión: ≥ 60 N / mm2

A la flexión: ≥ 12 N / mm2

icon

Densidad endurecido

1’95 ± 0’20 Kg/dm3

icono abrasion_taber

Resistencia a la abrasión

≤ 9 cm3/50cm2

Rendimiento

Para un pavimento con un espesor entre 5 y 20 mm, el rendimiento del mortero Overlay es de 2 Kg/m2 /mm.

Presentación

El mortero Overlay está disponible en sacos de 25 Kg.

Colores del mortero recrecido Overlay

Nuestro mortero de recrecido Overlay está disponible en 24 colores. Una amplia carta en la que los colores grises y terrosos son protagonistas. Las mismas tonalidades que ofrece otro de nuestros morteros decorativos para renovar y crear pavimentos de hormigón impreso: Overlay.

Un catálogo de colores que nace de pigmentos de altas prestaciones que fabricamos en nuestras instalaciones. Pigmentos totalmente estables en exteriores y que no decoloran ni pierden intensidad al ser resistentes a la lluvia y a la exposición solar. Según el barniz empleado de la familia Sealcem®, el acabado final será uno u otro. A la izquierda, acabado con Sealcem® WT, a la derecha, acabado con Sealcem® DSV.

Color Noir
Color Noir DSV

Noir

color  Antracita
color Antracita

Antracita

Color Pizarra
color  Pizarra

Pizarra

Color cemento WT
color  Cemento DSV

Cemento

color  Ardois WT
color  Ardois

Ardois

Color  Acier WT
color  Acier DSV

Acier

color Zinc WT
Color Zinc

Zinc

color  Pewter
color  Pewter DSV

Pewter

Color Nogal WT
color  Nogal DSV

Nogal

Color Tabac
color Tabac DSV

Tabac

color  Verde Oceano
color Oliva DSV

Oliva

color  Tostado WT
Color Tostado DSV

Tostado

Color Jaune WT
color  Jaune DSV

Jaune

Color Crema WT
Color Crema DSV

Crema

color Pierre WT
Color  Pierre DSV

Pierre

color   Ton Pierre
color  Ton Pierre

Ton Pierre

color Blanco WT
Color  Blanco DSV

Blanco

color Mafil
color  Mafil DSV

Marfil

Color  Tierra WT
Color  Tierra DSV

Tierra

color  Mares WT
Color  Mares DSV

Mares

Color  Rubi WT
Color Rubi

Rubí

Color Mapplewood_WT
color  Mapplewood

Mapplewood

Color  Mocachino WT
Color  Mocachino DSV

Mocachino

color  Arenisca
Color Arenisca

Arenisca

microcementos
microcementos

Preguntas frecuentes del mortero de recrecido

El mortero de recrecido es un mortero coloreado que se aplica para realizar pavimentos impresos cuando no se puede o no se quiere respetar el grosor mínimo de 10 cm que exige el hormigón impreso. Es decir, es un producto que permite reproducir con exactitud el mismo acabado estético que un suelo de hormigón estampado al uso pero con un espesor notablemente inferior.

Por norma general, los morteros de recrecido que encontramos de manera habitual en el mercado poseen un grosor que oscila entre los 1,5 centímetros de mínimo y los 3 centímetros de máximo. Con el Overlay de Topciment® esa horquilla se reduce todavía más si cabe, permitiendo pavimentos de hormigón impreso de 5 a 20 mm de espesor.

Como se ha comentado con anterioridad, se utiliza un mortero de recrecido cuando se busca hacer un suelo de hormigón impreso de menos de 10 centímetros. Bien sea por gustos y preferencias estéticas o porque no se tiene la altura suficiente para aplicar un mortero impreso más grueso.

Es importante subrayar que un mortero de recrecido se puede emplear tanto para renovar y rehabilitar un pavimento ya existente, como para ejecutar uno de obra nueva. En el caso de un soporte de hormigón viejo, si por lo que fuera no pudiera aplicarse el recrecido, habría que compactar el terreno y elevarlo hasta alcanzar la altura deseada para después poder aplicar el producto.

Además, el Overlay de Topciment® es igualmente óptimo para espacios exteriores como interiores y resiste a los ciclos hielo-deshielo a la perfección.

El sistema para hacer hormigón impreso tradicional, es decir con un mortero impreso o capa de rodadura, no difiere mucho del proceso de aplicación de un mortero de recrecido.

Es fundamental limpiar e imprimar correctamente el soporte.

Hacer juntas de dilatación y los cortes pertinentes.

Aplicar el puente de unión adecuado al soporte.

Utilizar un buen agente desmoldeante, estampar el pavimento con el molde elegido y sellarlo con un barniz de altas prestaciones.

Importante: hay que colocar una malla de fibra de vidrio en el pavimento. Amasar mediante agitador u hormigonera el mortero de recrecido y mezclarlo con agua y polímero, si no está incorporado en el producto. El Overlay de Topciment® ya incorpora el polímero, por lo que solo habrá que agregar agua a la mezcla.

En función de la fórmula del mortero de recrecido y las indicaciones del fabricante, las mezclas serán unas u otras. Por norma general, la proporción recomendable de agua puede ir entre un 12% y un 20% respecto al mortero. En la época estival, en aquellas ciudades y países en las que hace mucho calor, la cantidad de agua necesaria puede elevarse. En el Overlay de Topciment® la proporción es de 5L de agua por 25K de mortero.

A continuación vamos a detallar los problemas más comunes que se pueden dar, y de hecho se dan, al aplicar un mortero de recrecido. Errores a evitar a toda costa para evitar contratiempos mayores con el paso del tiempo.

1. Olvidarse de las juntas de dilatación

Puede parecer una obviedad, pero en más obras de las que se podría pensar algo tan básico como hacer las juntas de dilatación no se realiza con la exactitud que requiere un pavimento impreso. Un error más común de lo que nos gustaría y que genera que el hormigón impreso acabe quebrando por fisuras no deseadas a causa de las presiones por cambios de temperatura y/o movimientos sísmicos. Especialmente en aquellas superficies muy transitadas por vehículos pesados.

2. No hacer juntas perimetrales

Las juntas perimetrales representan la separación del recubrimiento respecto a elementos estructurales del pavimento. Su función principal es que la movilidad del recubrimiento no se vea comprometida. Por tanto, las juntas perimetrales deben colocarse en todos los encuentros del suelo de hormigón impreso que va a ser realizado con el mortero de recrecido. Si no se hace, aparecerán tarde o temprano fisuras en el pavimento.

3. No respetar la proporción de mezcla del mortero de recrecido

Ya se ha detallado con anterioridad la importancia de seguir a rajatabla las indicaciones de cada fabricante acerca del amasado y mezcla del mortero de recrecido. Si no es así, no solo se verá trastocada la consistencia del producto, sino también los tiempos de secado y, lo que es más importante y grave, las resistencias mecánicas disminuirán. A menores prestaciones, menor calidad y garantía del producto.

4. No tener en cuenta el desnivel del pavimento

Hay que prestar especial atención al desnivel de la superficie para que este no supere el 15%. Si supera esta cifra encontraremos diferencias más que palpables de grosor en las pendientes del suelo de hormigón impreso. Una desigualdad que fisuraría el pavimento.

Como cualquier producto, el coste del mismo no depende de un único elemento, sino que está sujeto a varios factores que determinan su valor. La calidad del mortero de recrecido, la mano de obra y dimensiones del pavimento a renovar, así como el grosor del producto en sí son solo algunos de ellos.

Si nos ceñimos únicamente al producto, y de manera aproximada, en España el precio por m2 del mortero de recrecido puede estar sobre los 15-30 euros.

No solo se puede, sino que es una excelente solución. El mortero de recrecido favorece la transferencia óptima del calor que emana del suelo radiante hacia la estancia o área en la que se encuentra. Pero no solo eso, sino que además se reducen al mínimo las posibles pérdidas de ese calor hacia las capas situadas más abajo. Una ventaja a la que hay que añadir el menor gasto energético y, por ende, el ahorro económico con el paso del tiempo.

Lo único, es que hay que realizar un protocolo de encendido de la calefacción del suelo radiante para evitar fisuras por contracción. Por ello hay que aplicar el mortero de recrecido con precisión sobre un suelo radiante e ir aumentando de manera paulatina la temperatura.