menu
Cerrar

Hormigón impreso en interiores: usos principales y cómo emplearlo

El hormigón impreso en interiores se ha convertido en un recurso muy utilizado por profesionales de distintos ámbitos, ya sean los que se dedican a la decoración como los que se dedican más a tareas constructivas.

Pese a la creencia general, que lo sitúa como un revestimiento eminentemente para exteriores, cada vez es más común encontrárselo en interiores. Esto es porque es un material que, se ha demostrado, funciona a la perfección en espacios que no se encuentran a la intemperie, en parte gracias a la mezcla de ingredientes que lo forman: aglomerante, agua, aditivos y agregados.

Decimos en parte, porque no solo su fórmula es la que lo convierte en un gran material para emplear en espacios interiores que tiene una gran dureza y unas resistencias muy elevadas, las cuales ayudan a mantener en buen estado los acabados deseados en cualquier superficie.

A continuación, vamos a conocer más sobre este material y su uso en interiores.

suelo de hormigón impreso interior en tienda

Pero, ¿qué es el hormigón impreso para interior?

Se trata de un material constructivo de gran durabilidad que puede utilizarse tanto en superficies verticales como horizontales que pertenezcan tanto al ámbito residencial como al industrial.

Así, desde cualquier tipo de vivienda a grandes almacenes u otros espacios del sector, por ejemplo, pueden convertir sus áreas en pavimentos o paramentos en superficies más fáciles de limpiar, más resistentes al desgaste o al tránsito alto de personas y vehículos.

Esto es posible porque es un material con unas resistencias muy elevadas y es capaz de resistir a diferentes factores que pueden resultar amenazantes, gracias, en primer lugar a la composición del material en sí y y también, al poder aplicarse con una capa de resina epoxi, se aumentan las resistencias que posee de forma exponencial para mantener por mucho tiempo sus acabados y sus colores, sin necesidad de tener que ser reparado.

La gran cantidad de colores en los que está disponible este material, también ayuda a obtener espacios al gusto, lo cual es importante en cualquier tipo de ámbito. Por eso, por esas grandes condiciones estéticas, es un recubrimiento ideal para negocios, tiendas u hoteles que han de tener un estilo decorativo único y llamativo o tienen que cumplir con unas condiciones decorativas muy elevadas.

Al final, estamos ante un material que garantiza unas condiciones higiénicas de manera natural y, además, que sean fáciles de limpiar, convirtiéndose en un compuesto muy utilizado desde en centros de salud como en cocinas de colegios o negocios de hostelería que requieren una gran resistencia y unas condiciones de higiene excelentes.

vivienda con hormigón impreso interior en pavimento

Las ventajas del hormigón impreso en interiores

Este material resulta ser muy beneficioso cuando se aplica en áreas que se encuentran en el interior, tanto en viviendas como en empresas o espacios del ámbito industrial. Ahora, las enumeramos.

Dureza

Esta, la dureza, le confiere que las superficies en las que se utiliza van a conservarse en perfectas condiciones, como el día de su aplicación, manteniendo las texturas, colores y efectos de sus acabados sin ninguna variación o alteración de estos.

Resistencia al desgaste

Las aplicaciones de hormigón impreso son muy duraderas y resistentes al desgaste, en condiciones normales, sin tener que aplicar en las superficies una gran cantidad de productos, demostrando que es resistente. Así, de manera natural, resiste con solvencia a los vehículos o la maquinaria más pesada, sin que aparezcan grietas o fisuras posteriormente.

Versatilidad decorativa

Gracias a la amplia gama de pigmentos disponibles, los diseñadores pueden conseguir cualquier color imaginable con una impresión en hormigón. También pueden crear diseños intrincados que pueden ser imposibles de crear utilizando otros métodos o materiales. Otra ventaja del hormigón impreso es su capacidad de estabilización frente a los rayos UV, lo que le permite resistir los daños del sol y mantener el color durante más tiempo que el hormigón tradicional.

Impermeabilidad elevada

El hormigón impreso, al ser barnizado, es un material que no filtra los líquidos, impidiendo que el agua, agentes químicos u otros productos puedan dañar las superficies.

Facilidad de mantenimiento

La suma de características de un material como el hormigón impreso, hacen que no requiere de unas labores de mantenimiento exhaustivas. Puede mantener su forma original de forma sencilla, tan solo limpiandolo cuando sea necesario y cambiando el barniz cada ciertos años.

Velocidad de ejecución

Comparado con otros materiales constructivos, como pueden ser los adoquines tradicionales, la aplicación del hormigón impreso en interiores es mucho más sencilla y mucho más rápida. Hay que tener en cuenta también que al reducir los tiempos de ejecución, se ahorra en costes.

Diseños múltiples

Gracias a la gran cantidad de moldes que existen y que se le pueden aplicar, el hormigón impreso permite obtener numerosos estampados con efectos muy diferentes. Así, en sus superficies podemos observar texturas, reproducción madera o naturaleza, entre otros. A esto hay que sumarle una gran cantidad de colores que pueden sumarse a todos estos efectos.

Vida útil superior a otros materiales

El hormigón impreso en interiores es un material que es, prácticamente, cuenta con la vida útil más longeva de todo el sector de los materiales constructivos, durando en las mejores condiciones sin necesidad de repararlo o de, incluso, reemplazarlo.

Gran calidad-precio

Este material es un recurso constructivo que resulta bastante económico ofreciendo también unas cualidades únicas, de ahí que sea uno de los materiales más utilizados que asegura un gran rendimiento.

Aporta una gran luminosidad

Al aplicarse en las superficies, estas reflejan la luz natural sobre el resto de la estancia, combinando sus grandes resistencias con un aporte lumínico muy elevado allá donde se sitúe.

Pared  de hormigón impreso interior en salón

Colores del hormigón impreso interior: aumenta las opciones decorativas

Combinable en múltiples colores, el hormigón impreso en interiores permite adaptarse a los gustos de cualquier persona que quiera emplearlo en cualquier superficie.

Así, este revestimiento continuo ofrece diversas posibilidades decorativas pudiéndose elegir colores que van desde el blanco, el negro, el gris o el beige hasta otros como el azul, el rojo y el verde.

Estos colores se obtienen de pigmentos que cuentan con grandes resistencias al agua, y a los rayos del sol, manteniendo las tonalidades por más tiempo. Su calidad y su dureza le permiten resistir sin decolorarse, incluso cuando este material se utiliza en situaciones en las que se ve expuesto de manera constante a cualquier amenaza.

En Topciment contamos con una colección de colores de hormigón impreso formada por cuatro líneas distintas que se encuentran dentro de la línea Arcocem, nuestros pigmentos de gran calidad para morteros que también resisten a los productos de limpieza más agresivos.

Nuestros colorantes te permiten crear superficies a tu gusto con grandes garantías decorativas y técnicas. No importa que el color que quieras sea plata, negro, verde, marrón o azul porque en cualquier caso lucirá como el primer día por tiempo ilimitado.

¿Por qué apostar por el hormigón impreso en interiores?

A la hora de buscar el material idóneo para llevar a cabo una obra nueva o una renovación de cualquier estancia o espacio, el hormigón impreso en interiores es un material con grandes prestaciones y una gran relación calidad-precio.

Decorativamente hablando, permite crear patrones y figuras propias para que cada superficie que reviste sea exclusiva. Esto combina a la perfección con la durabilidad y la resistencia de esas áreas.

El hormigón impreso se ha convertido en un material muy utilizado en cualquier tipo de proyectos debido a todas las ventajas que lleva implícitas que ayudan a destacar la belleza de las estancias en las que se aplica, gracias a la luminosidad que aporta y a la gran gama de colores en los que está disponible, lo que lo convierte en un material mucho más adaptable a las pretensiones estéticas de las personas si los comparamos con otros como las baldosas.

En definitiva, este revestimiento aúna robustez y una calidad en sus acabados decorativos sobresalientes que se van a conservar desde el momento de la aplicación.

 Hormigón impreso interior en suelo de restaurante

Hormigón impreso para suelos de interior: belleza y resistencia

El hormigón impreso en suelos de interior se ha convertido en un tipo de pavimento que es cada vez más demandado por profesionales y usuarios. Este se puede utilizar añadiéndole una capa de resina epoxi que va a transformar ese suelo en un área mucho más resistente, al combinarse las resistencias de los dos materiales, que va a convertir a esos pavimentos en áreas mucho más resistentes a los impactos, al tránsito y/o a las sobrecargas.

Por lo tanto, al emplear este material en nuestros suelos, contribuimos a crear estancias y espacios resistentes y confortables en los que los acabados van a durar de forma perenne.

Hormigón impreso para paredes de interior: eleva su nivel

Cada vez es más común encontrar hormigón impreso en interiores revistiendo paredes. No importa si estas superficies se encuentran en el ámbito residencial o si estas están ubicadas en locales comerciales, almacenes o fábricas.

Estas áreas, pese a ubicarse de forma vertical, pueden ser revestidas con un material constructivo que resulta muy resistente pero que no descuida, bajo ningún concepto, el tema estético. Así, las paredes también pueden verse favorecidas con esa gran cantidad de acabados que proporcionan los diferentes moldes y colores para que estos duren en grandes condiciones por mucho tiempo.

¿Dónde aplicar hormigón impreso en interiores? Viviendas, negocios y más

El hormigón impreso cuenta con unas propiedades que le hacen convertirse en un gran material para aplicar en cualquier situación. Así, no importa que los espacios sean viviendas o grandes almacenes, negocios, oficinas o restaurantes, el hormigón impreso funciona a la perfección en cualquier ubicación y va a superar los requerimientos de cada espacio muy ampliamente.

Hormigón impreso en el ámbito residencial

El hormigón impreso, es un material que, debido a sus características, también se puede aplicar en viviendas para mejorar la calidad de vida de las personas. A sus resistencias, podemos sumar la luminosidad que aporta al reflejar la luz natural y una facilidad de limpieza inaudita que va a facilitar mucho este tipo de tareas en el hogar y que sus acabados van a lucir de manera fácil y rápida.

Hormigón impreso en el ámbito laboral

El hormigón impreso puede contribuir a mejorar las condiciones laborales de los espacios en los que se aplica. Así, siguiendo con la facilidad de limpieza que se comentaba anteriormente, su dureza y su resistencia a cualquier tipo de tránsito es fundamental para grandes almacenes, fábricas, oficinas o restaurantes.

Por ejemplo, otros lugares en los que cada vez encontramos más este revestimiento en sus superficies son los hoteles. En estos, tanto en suelos como en paredes de interior, sus suelos y paredes se revisten para dar una sensación acogedora y resistente a la vez que favorezcan a la comodidad de los huéspedes como de los trabajadores. Esto es apostar por la calidad, creando unas superficies originales que son difíciles de olvidar.

Pared de negocio con hormigón impreso interior con efecto roca natural

¿Cuál es el precio del hormigón impreso en interiores?

Aún siendo un material con unas grandes prestaciones, compuesto por fibras elásticas y aditivos que aumentan su dureza y garantizan una gran durabilidad en cualquier espacio, el hormigón impreso cuenta con un precio muy asequible.

Aún así, este dependerá de diversas variables como son la calidad de los materiales, los colores escogidos, la mano de obra necesaria, la complejidad de la obra o qué molde se elija para aplicar. Así mismo, también habrá que tener en cuenta las texturas que se quieren obtener.

Aunque para obtener el precio hay que estudiar diferentes factores, la cuantía final de un presupuesto de hormigón impreso en interiores va a ser competitivo. Nuestros profesionales del departamento de atención al cliente analizan cada caso en particular para adaptarse a las necesidades individuales de cada persona para poder garantizar presupuestos realistas para que cualquier persona pueda emplear este material en cualquier espacio.

¿Cómo hacer hormigón impreso en interiores?

El proceso aplicativo de un material como el hormigón impreso es sorprendentemente rápido, siempre y cuando se sigan estos pasos que podrás ver a continuación.

1. Acondicionamiento de la superficie

En primer lugar, el área que se va a revestir con hormigón impreso ha de adecuarse. Por eso, en primer lugar tendremos que limpiarle, preferiblemente con una limpiador especializado como cualquiera que pertenezca a nuestra gama Ecoclean. Una vez limpia la superficie se preparan los niveles y pendientes. Es importante colocar un film de lámina policret y se procederá a hacer las juntas perimetrales, antes de verter el hormigón.

2. Vertido del hormigón

A un material ya duro de por sí, se le añaden unas fibras para que se todavía más duradero. Esto es posible con nuestro producto Fibratop. Además, emplearemos una malla de acero en los perímetros que lo requieran. Finalizados estos pasos, se puede proceder a verter el hormigón impreso.

3. Fratasar el hormigón

Aprovechamos que el material sigue fresco para fratasarlo. Esto es clave ya que si no pueden aparecer ampollas fruto del exceso de humedad.

4. Pigmentar el pavimento impreso

Coloreamos la superficie y esto se puede hacer mediante dos métodos. Uno, espolvoreando el endurecedor de color o mortero impreso Stonecem®. O, en segundo lugar, también se puede colorar en masa con los pigmentos Arcocem® Fast que penetran en el hormigón impreso.

5. Alisado de la superficie

Para evitar que surjan irregularidades y para que no aparezcan posibles porosidades, utilizamos una llana de acero para alisar la superficie. Los bordes los repasamos con una llana canteadora.

6. Aplicar el desmoldeante

Antes de colocar el molde que nos dará el diseño deseado, hay que aplicar el desmoldeante para que luego el primero se extraiga perfectamente. Se puede aplicar tanto Desmocem Powder® como Desmocem® Liquid, dependiendo de los efectos que se quieran conseguir.

7. Imprimar el molde sobre el pavimento

Es hora de escoger dibujos, texturas. Así, para lograrlos hay que elegir entre uno de los 150 moldes impresos con los que contamos, Imacem®. Ayúdate con un pisón y tendrás tus acabados en tiempo récord.

8. Protección y sellado

Por último, para proteger nuestras superficies, barnizamos con cualquiera de los productos de la gama Sealcem® que ayudará a sellar la superficie. Se recomienda rebarnizar las áreas cada dos o tres años.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu email consejos para la aplicación y cuidado del microcemento, las últimas tendencias y novedades de los productos de Topciment.