menu
Cerrar

Revestimientos de pared: tipos, ventajas y consejos de expertos

A la hora de decorar un espacio,el suelo muchas veces conforma la superficie a la que más atención se le presta. Un protagonismo que no es fortuito. Esto se debe primordialmente a que se trata del revestimiento que está mayormente expuesto a impactos, abrasión y tránsito. Una situación que ocasiona que la gran parte de los esfuerzos, y también del presupuesto, se vuelquen en atinar en la elección del material que recubra dicho pavimento.

No obstante, no hay que descuidar la decoración de los muros y demás superficies verticales. Ya que aunque no sufran del mismo desgaste que los pavimentos, los revestimientos de pared constituyen uno de los elementos más potentes a nivel estético. Un componente diferenciador que va a dotar de más personalidad y sofisticación si cabe a la estancia que se desea renovar.

Decorar una pared no se limita a pintarla con los colores que están en plena actualidad. Hay que ir más allá. Porque aunque no deja de ser una alternativa más que válida para emplear como revestimiento de pared, el abanico de posibilidades es prácticamente ilimitado. Para decantarse por un recubrimiento u otro, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones.

Hay que contemplar, entre otras cosas, qué revestimiento de pared combina mejor con el estilo decorativo del espacio. Así como cuál es el mantenimiento y limpieza que requiere o si se ajusta o sobrepasa al presupuesto del que se dispone.

En este artículo vamos a hablar largo y tendido de cuáles son los revestimientos de pared más utilizados y por qué. Profundizaremos en las principales características y ventajas de cada uno de ellos así como en los consejos de los expertos. Recomendaciones que te ayudarán a elegir el material que mejor encaja con tus necesidades. ¿Preparad@?

¿Qué es el revestimiento de pared?

El revestimiento de pared es un tipo de material que se aplica en superficies verticales con el fin de decorarla y protegerla. Un recubrimiento que se puede colocar en espacios interiores así como en fachadas exteriores, según las necesidades y gustos de cada persona en particular.

Hay revestimientos de pared para aburrir. El mármol, los cerámicos o el microcemento, son solo algunos de los más populares. Según las características de cada uno de ellos, es necesario aplicar una o más capas, cambiando por consiguiente el aspecto final. Por no decir que las ventajas añadidas distan mucho de un recubrimiento a otro. Por eso es tan importante valorar detenidamente los pros y los contras de cada revestimiento de pared de manera individualizada.

 cafetería con microcemento como revestimiento de pared
Original cafetería en la que se ha aplicado microcemento Topciment como revestimiento de pared y también de suelo.

Consejos para elegir los revestimientos de pared ¡Al habla los expertos!

Existen todo tipo de revestimientos de pared para que las paredes de la casa, de la oficina o de cualquier local comercial luzcan con todo tipo de materiales que arrojen estilo y elegancia. Pero para los expertos, una de las principales cuestiones que hay que sopesar es decretar correctamente las terminaciones de los distintos ambientes. El fin no es otro que los materiales que se apliquen sobre las paredes sean agradables a la vista.

Una tarea para nada sencilla a tenor de la cantidad de opciones que ofrece el mercado. Todo un mundo por descubrir donde la calidad del material, el presupuesto, la estética y los plazos de ejecución de la obra estriban fundamentales. A continuación, vamos a desarrollar las principales cuestiones que los expertos recomiendan analizar detalladamente para elegir el revestimiento de pared idóneo. ¡Presta atención!

Definir la estética del revestimiento de pared

¿Cuál es la estética que buscas? Esa es la primera pregunta que has de plantearte, y de responder, antes de escoger un revestimiento de pared u otro. Ya que cada uno proporciona un acabado decorativo muy característico y personal. Guiarte únicamente por las resistencias del material estriba un error para los expertos, puesto que el resultado final puede distar mucho del esperado.

No todos los materiales representan de la misma manera los diferentes estilos decorativos. Por ejemplo, para crear un estilo rústico abogar por revestimientos de pared como la madera o la piedra son una apuesta segura. Del mismo modo que para crear un estilo mediterráneo el estuco veneciano puede ser una gran idea y el microcemento para una decoración más minimalista y vanguardista.

Sopesar el mantenimiento que exige el revestimiento de pared

Tan importante es evaluar detenidamente la estética como el mantenimiento que precisa cada revestimiento de pared una vez ha sido instalado. Si este factor no te preocupa, puedes decorar sin problema las paredes con madera natural, piedra o ladrillo, cuya limpieza y mantenimiento son más exigentes.

En cambio si tu prioridad es combinar estética con un mantenimiento y limpieza mínimos, deberás buscar entre revestimientos de pared que sean continuos y cuyas ausencia de juntas minimicen el proceso. Materiales como el microcemento pueden convertirse en tus mejores aliados.

Garantizar la resistencia y confort del revestimiento de pared

En la elección del revestimiento de pared hay que pensar en el largo plazo. Esto se traduce en la durabilidad del material: las posibilidades de que aparezcan o no fisuras y grietas con el paso del tiempo, si perderá color o si será necesaria una reparación para que continúe en perfecto estado.

Del mismo modo, no hay que olvidarse del confort térmico y también del confort acústico que ofrece cada uno de los revestimientos de pared disponibles en el mercado. ¿Aportan insonorización? ¿Son aislantes térmicos? ¿Resisten a la humedad? ¿Y a los cambios de temperatura? Ya que creer que "vestir" las paredes cumple una mera función decorativa no solo es un equívoco, sino que puede acarrear problemas de lo más desagradables en el futuro.

local con microcemento como revestimiento de pared
Impresionante local en el que se ha confiado en el microcemento Topciment como revestimiento de pared.

Apostar por un revestimiento de pared fácil y rápido de instalar

El tiempo es oro. En este sentido, contar con revestimientos de paredes que sean sencillos y rápidos de instalar acota la lista de posibilidades. Y si al mismo tiempo garantizan prestaciones técnicas de gran calidad facilita, y mucho, la elección final.

El microcemento por ejemplo es un revestimiento de pared que cumple con todos esos requisitos. Es fácil y rápido de aplicar además de contar con excelentes resistencias. Un material de fino espesor que se adhiere sobre la pared actual sin obras de por medio. Es compatible con el pladur, yeso, mármol y azulejos, algunos de los recubrimientos de paredes más comunes.

Elegir un revestimiento de pared que se ajuste al presupuesto

Para el final, nos hemos dejado uno de los factores más trascendentales en la selección de un revestimiento de pared u otro: el precio. La calidad del material, las dimensiones y complejidad de la obra, el tiempo de ejecución del que precisa el profesional para llevarla a cabo, si hay que retirar o no el material existente de la pared, etc.

En este sentido, algunos de los revestimientos de pared más caros son la piedra, la madera natural o los cerámicos. Un coste que se reduce en comparación con los azulejos, el PVC o el microcemento, entre otros.

¿Cuáles son los revestimientos de pared más utilizados? ¡Toma nota!

La selección de un revestimiento de pared está subordinada a las necesidades que requiere cada espacio. Mientras que para decorar un baño se ha de buscar un material que sea impermeable al agua y resista a la humedad ambiental, para un salón o un pasillo las exigencias no son parecidas ni por asomo. A continuación vamos a detallar las ventajas de los revestimientos de pared que son a día de hoy los más demandados. Una lista en la que se encuentran los azulejos y gres porcelánicos, los paneles de madera o madera natural, el papel pintado, el ladrillo, la piedra, el estuco veneciano, el cemento pulido y el microcemento. ¡Allá vamos !

Azulejos y gres porcelánicos, revestimientos de pared clásicos entre los clásicos

Los azulejos y gres porcelánicos son dos de los revestimientos de pared más tradicionales pero también de los más seguros. La apuesta por ellos siempre es un acierto, sobre todo en estancias del hogar como baños y cocinas gracias a la resistencia que confieren frente la humedad o manchas.

Revestimientos de pared que han ido evolucionado con el paso del tiempo en cuanto a colores y texturas de las placas se refiere. Esta innovación pone al alcance de todos decorar de manera muy creativa cualquier espacio, creando ambientes de lo más refinados y exquisitos. Por contra, son dos materiales que al tener juntas requieren de una limpieza y mantenimiento continuos por la acumulación de suciedad. Además, hay que realizar obras y se precisa de maquinaria para poder instalarlos.

baño con azulejos como revestimiento de pared
Pequeño baño en el que se han decantado por los azulejos como revestimiento de pared.

Papel pintado, un revestimiento de pared "sencillo" que nunca cansa

Si se busca rapidez en la aplicación sin renunciar a una estética actual, el papel pintado es el revestimiento de pared idóneo. Existen tantos colores y dibujos como estilos decorativos. Encontrar uno que se ajuste al ambiente soñado no puede ser más fácil. ¿Lo mejor? Que es imposible cansarse de él. Si lo haces solo tienes que quitarlo y remplazarlo por otro nuevo. Muy cómodo, ¿verdad?

Si te animas a utilizar el papel pintado como revestimiento de pared, has de saber que existen varios tipos. Por un lado está el papel forro, que es el que se utiliza cuando la pared presenta algún tipo de irregularidad o ha sido pintada con anterioridad con una pintura, valga la redundancia, en mal estado.

El papel pintado que no se lava es el más económico. Pero como contrapartida es un revestimiento de pared poco resistente y por tanto nada recomendable para aplicar en baños o cocinas. Y es que es un recubrimiento que absorbe humedad y que en el caso de mancharse es muy complicado de arreglar.

Pero, te alegrará saber, que también hay un papel pintado que es lavable. Y sí, como podrás imaginar, es uno de los más demandados. Resiste a la humedad ambiental, rozaduras y manchas. Ventajas que hacen que este revestimiento de pared sea muy recomendable no solo para baños y cocinas, sino también para zonas de paso.

Y para terminar el papel pintado vinílico, un revestimiento de pared mucho más duradero que sus predecesores porque es muy resistente a la humedad y a las manchas. Además, se puede lavar sin problemas con un paño suave humedecido. Resistencia y facilidad de limpieza. Y muchos, pero que muchos modelos para elegir capaces de teletransportarte a cualquier lugar por sus diseños tan llamativos.

sala de estar con papel pintado como revestimiento de pared
Pequeña sala de estar en la que se ha optado por un papel pintado de flores como revestimiento de pared.

La modernidad y elegancia de la piedra como revestimiento de pared

Un proyecto con la piedra como revestimiento de pared es sinónimo de personalidad propia. Un material que aporta un encanto y aura especial a las viviendas construidas antaño a la par que las estancias que incorporan este acabado.

Uno de los revestimientos de pared que ofrece acabados modernos y elegantes como pocos, pero que destacan gracias a sus extraordinarias bondades. Como su capacidad aislante para disminuir la intensidad de los sonidos o la de mantener la temperatura dentro del interior de la estancia.

Un material para nada poroso y, por tanto, que evita la humedad a toda costa así como la proliferación de bacterias. La durabilidad y su carácter ignífugo son otros de los beneficios más destacados de un revestimiento de pared que nunca pasa de moda. Una apuesta a largo plazo pero que, en el caso de la piedra natural, hay que recordar que es un recubrimiento más caro en comparación a otros.

Un recurso decorativo que tiene la capacidad de transformar por completo una estancia ocupando apenas unos pocos metros. No obstante, los expertos recomiendan que en el caso de utilizar este revestimiento de pared se haga de manera comedida para impedir que el espacio quede demasiado recargado.

 chimenea de piedra como revestimiento pared
Lujosa vivienda en la que se ha utilizado la piedra como revestimiento de pared en el muro donde se incrusta la chimenea.

Ladrillo: el revestimiento de pared made in New York

El estilo decorativo del loft neoyorquino se remonta a los años 40, cuando el excesivo precio de las rentas obligó a que los locales comerciales se reconvirtieran en viviendas. Una optimización de los recursos por aquel entonces, una tendencia decorativa que arrasa por donde pasa en la actualidad.

Y es que la influencia del loft estilo neoyorquino sigue muy presente gracias al uso del ladrillo como revestimiento de pared. Un material que favorece la creación de espacios diáfanos, industriales y auténticos. Un recubrimiento que puede parecer a priori sencillo pero que impregna de carácter cualquier estancia.

Seguirán pasando los años y el ladrillo vista continuará siendo un revestimiento de pared muy estiloso. Sobre todo si se utiliza para configurar una pared acento y que el contraste con el resto de la estancia sea más impactante si cabe.

Las principales ventajas del ladrillo son su bajo mantenimiento, su durabilidad, su capacidad de proporcionar una barrera de sonido, su resistencia al calor así como la gran variedad de colores que hay.

Sin embargo es un revestimiento de pared bastante difícil de reparar cuando se daña, ya que no es tarea sencilla reemplazar un único ladrillo sin tener que quitar toda la pared al completo. Una contra a la que hay que agregar que la acumulación de humedad puede desencadenar con el paso del tiempo que el ladrillo termine quebrando.

 loft con revestimiento de pared de ladrillo
Loft al más puro estilo industrial gracias al uso del ladrillo como revestimiento de pared principal.

Microcemento, el revestimiento de pared con más recursos

Podemos afirmar con rotundidad que el microcemento es el revestimiento de pared más versátil que existe. Motivos no le faltan. Empezando por su ausencia de juntas y obras, lo que permite que se pueda colocar sobre casi cualquier material sin generar escombros y pagar la mano de obra correspondiente. Esto permite que el espacio en el que se aplique pueda continuar siendo habitable durante un proceso mucho más rápido que otros materiales.

En apenas unos días, podrás estar disfrutando del nuevo revestimiento de pared de microcemento. Un valor añadido que arquitectos y decoradores explotan para la remodelación de grandes emplazamientos como centros comerciales, hoteles y restaurantes.

Asimismo, es un material muy resistente y que no fisura con el paso del tiempo, por lo que apostar por el microcemento en paredes es tener la garantía de un recubrimiento en perfectas condiciones para mucho, mucho tiempo. Las texturas también son de lo más variadas, ya que según el tipo de aplicación que el profesional lleve a cabo se pueden crear efectos visuales de lo más diferentes. Acabados decorativos con efecto aguas, con mayor o menor relieve, que se parezcan al estuco cal, al cemento pulido, etc.

La gran variedad de colores de este revestimiento de pared responde también en gran medida a la popularidad que ha ido adquiriendo en los últimos años, a la par que los acabados impermeables que se le pueden conferir. Precisamente por ello se utiliza tanto en baños y cocinas.

 : salón con microcemento gris como revestimiento de pared
Salón de estilo vanguardista en el que el microcemento como revestimiento de pared potencia la amplitud y luminosidad de la estancia.

Cemento pulido, un revestimiento de pared en tendencia

El cemento pulido es un revestimiento de pared que se adapta a cualquier tipo de superficie y forma. Un acabado decorativo liso y brillante que puede dar la sensación de tener un efecto imperfecto. Esto se debe a las marcas de aguas tan características de este material que es capaz de proyectar el reflejo de la luz como pocos. No obstante, gracias a sus cualidades es un recubrimiento en plena tendencia. Por lo que el cemento pulido representa la perfección de ser imperfecto.

Un revestimiento de pared que se coloca sobre multitud de superficies y es muy duradero, aunque precisa de juntas cada ciertos metros. Además, si con el tiempo perdiera un poco de brillo solo bastaría con pulirlo de nuevo. En cuanto al mantenimiento, es muy sencillo: agua y jabón neutro.

No obstante, también hay que detallar que el cemento pulido es un revestimiento de pared que necesita de una máquina pulidora tras su aplicación, un hecho que provoca irremediablemente que se amplíen los tiempos de ejecución de la obra. Pero también es importante remarcar, para evitar sorpresas futuras, que con el tiempo puede acabar fisurando además de perder brillo.

 salón con cemento pulido como revestimiento de pared
Salón minimalista en el que se ha elegido el cemento pulido como revestimiento de pared.

Estuco veneciano, un revestimiento de pared con mucha tradición

El refrán de "toda moda del pasado vuelve" no puede ser más cierto. Es el caso del estuco veneciano, un revestimiento de pared que surgió en Venecia en el siglo XV y que no es que haya vuelto, es que nunca se ha ido.

El efecto mármol que se consigue con el estuvo veneciano continúa siendo uno de los acabados decorativos más demandados por su belleza. Un acabado de lo más interesante y original que a su vez dota de elegancia y sofisticación a la estancia en la que se aplica.

Gracias a su textura artesanal y brillante, se consigue un acabado de alta decoración muy lujoso. Pero más allá de su estética, lo que dignifica al estuco veneciano como revestimiento de pared es su durabilidad y resistencia. Por eso puede utilizarse en salones, dormitorios, recibidores y hasta cuartos de baño, para los más atrevidos.

 salón con estuco veneciano de revestimiento de pared
Salón abierto a la cocina en el que se ha utilizado el estuco veneciano como revestimiento de pared.

Paneles de madera o madera natural, el revestimiento de pared que cotiza al alza

La madera es uno de los revestimientos de pared más solicitados. Un material que casa a la perfección con todo tipo de materiales y que hace más acogedora la estancia en la que se incorpora. Un recubrimiento que transmite calidez, armonía y equilibrio entre todos los elementos.

Se pueden elegir tipos de madera de lo más dispares para utilizarse como revestimiento de pared. El roble, el pino o el nogal son solo algunas de las múltiples alternativas disponibles. Solo hay un pero. Todas las maderas naturales exigen una serie de cuidados especiales mediante productos específicos que doten de brillo y resistencia al recubrimiento. Por no hablar de que son más caras.

Por ello, la demanda de materiales que imitan a la madera natural se está disparando en el mercado. Laminados cuyos acabados se asemejan considerablemente pero que tienen la ventaja de no ser tan exigentes en el mantenimiento. Y mucho más baratas.

 vivienda con paneles de madera como revestimiento de pared
Vivienda con espacios diáfanos y luminosos en la que los paneles de madera destacan como revestimiento de pared.

Topciment, expertos en la fabricación de revestimientos de pared

En Topciment llevamos cerca de dos décadas fabricando soluciones decorativas de lo más variadas, entre ellos revestimientos de pared: microcemento, microcemento epoxi, pinturas metálicas, pinturas con efecto óxido, veladuras...

No dudes en contactar con nosotros para que nuestros técnicos comerciales puedan asesorarte sobre cuál es el revestimiento de pared que más se ajusta a tus necesidades.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu email consejos para la aplicación y cuidado del microcemento, las últimas tendencias y novedades de los productos de Topciment.